Son muchos e innumerables los caminos y rutas que unen tanto la península como el continente europeo con Santiago de Compostela. El Camino de Santiago es una ruta que recorren los peregrinos procedentes de todo el mundo para llegar a la ciudad gallega, donde se veneran las reliquias del apóstol Santiago.

En junio de 2013 varios de nuestros socios se embarcaron en el proyecto de ciclar los casi 1.100 kilómetros que separan la ciudad francesa de Orleans con Palencia a través de la vía Turonensis del Camino de Santiago Francés.

Esta es una de las cuatro rutas en Francia del Camino de Santiago, la más septentrional. Parte de la Torre de Santiago en París, atraviesa Orleans, Tours, Poitiers y Burdeos. Muy cerca de la frontera española se le unen la via Lemovicensis y la via Podiensis, a la altura de La encrucijada de Gibraltar. A partir de Roncesvalles, donde toma el nombre de Camino navarro y al llegar a Puente la Reina se junta con la via Tolosana. En este punto, todas las vías adoptan el nombre de Camino francés.

Su preparación se basa en soportar muchas horas encima de la bici a una velocidad moderada, desayunar, almorzar y comer en ruta y cenar en destino, intentan planificar las etapas lo cual les lleva a marcarnos metas pero son asequibles. En ocasiones, y por las inclemencias del tiempo, los planes iniciales quedan trastocados por lo que al día siguiente no queda más remedio que recuperar ‘el terreno perdido’.