Club fundado en el año 2009

Salida nº 7

Día: Sábado, 7 de agosto de 2010
Hora y lugar: 16:30 desde la Plaza Modesto Lafuente.
Recorrido: Cervera de Pisuerga – Perazancas de Ojeda – Vallespinoso de Aguilar – Foldada – Barrio de Santa María – Quintanaluengos – Cervera de Pisuerga
Kilómetros: 42 (aproximadamente)
Dificultad: Media

Nota: es de OBLIGADO cumplimiento por cualquier participante (socio o en periodo de prueba) en esta ruta cumplir en su totalidad las normas marcadas por el Club en materia de Seguridad Vial y de la firma en la Hoja de Control de Salida.

Descripción:

Tras la ermita de San Pelayo la pista se aleja de la carretera para encarar bien pronto un duro tramo.

Este sábado 7 de agosto el Club Ciclista ‘Montaña Palentina’ iniciará un mes repleto de actividades con una nueva salida social, la séptima de la temporada, con una marcha en bicicleta de montaña por la Ojeda oriental y transitaremos junto a la cola del embalse de Aguilar. Regresaremos al horario vespertino, iniciando la ruta a partir de las 16:30 horas desde la Plaza Modesto Lafuente circulando por la carretera CL-626 y que abandonaderemos tras transitar por ella durante poco más de cuatro kilómetros. Una vez superado el duro repecho de La Estación nos dirigiremos por la carretera P-227 hacia Herrera de Pisuerga para encarar enseguida otro duro repecho, el alto de la Cueva, y seguidamente descender rápidamente hasta Perazancas de Ojeda donde dejaremos el asfalto de la carretera.

A la salida de esta pedanía del municipio de Cervera de Pisuerga parte a nuestra izquierda una pista en muy buen estado que transcurre durante unos metros casi paralela a la carretera P-227, siempre en dirección sur. A los pocos metros transitaremos por detrás de la ermita de San Pelayo, momento en que el camino gira bruscamente hacia la izquierda para encarar un breve tramo de rápido descenso.

La ermita de San Pelayo, está separada de casi un kilómetro del casco urbano de Perazancas, es uno de los monumentos más antiguos del Románico palentino. Es un pequeño edificio de planta muy sencilla. El ábside presenta decoración de arcos lombardos, muy extraña en nuestra provincia; la portada reutiliza fustes y capiteles de un edificio anterior, mozárabe o visigodo. En el interior se conservan los restos de las pinturas románicas más destacables de la provincia. Se aprecian todavía bien los apóstoles y figuras de los meses del año, mientras que el Pantocrátor con el Tetramorfos del cascarón se ha perdido casi por completo. El conjunto de la ermita corresponde a los años finales del siglo XI.

El descenso nos deja en la base de una pequeña loma la cual debemos superar por una pista zigzagueante y en peor estado con mucha piedra suelta debido al desgaste que realizan en ella los vehículos a motor debido a su fuerte pendiente. Superado el primer duro tramo inicial (500 metros al 8% de desnivel y pendiente máxima de 11%), el camino se suaviza e incluso posee algún tramo descendente. Durante un buen tramo el piso se encuentra casi cubierto por hierba y vegetación hasta encarar otro pequeño tramo ascendente, éste más suave y corto, que nos deja en un alto desde el que contemplamos bellas vistas de la Montaña Palentina y de la Ojeda.

Ermita de Santa Cecilia.

A continuación, desecharemos cualquier cruce de caminos que nos topemos siguiendo siempre dirección este, abordaremos un pequeño tramo de descenso rápido que nos dirige a un nuevo repecho, otra vez duro pero corto que termina en un nuevo cruce de pistas. Tomaremos la que sigue recto (en dirección sur) y descendente. Un prolongado descenso que concluye en la antigua carretera que unía Aguilar de Campóo y Cozuelos de Ojeda. Girando a la izquierda alcanzamos pocos metros más adelante la localidad de Vallespinoso de Aguilar. Antes de adentrarnos en su estrecho casco urbano, nos recibe a nuestra izquierda en un pequeño alto la iglesia de Santa Cecilia. Templo construido durante el siglo XII, es una de las edificaciones del arte románico más características de la región, y está declarado Monumento Histórico Artístico desde 1951.

Edificada a principios del siglo XII, su estratégico enclave comunica la zona de la Ojeda con la comarca de Aguilar. Su trazado, de imaginación desbordante, luce una primorosa filigrana propia de la cultura árabe. Siempre ha sido considerada como una construcción de naturaleza religiosa y militar, como consecuencia de su torre con base cuadrada y un originalísimo cuerpo circular a la derecha del templo. En la portada hay un impresionante conjunto de arquivoltas, un friso y capiteles, donde descansan leones alados, arpías con cola de serpiente tocadas con un gorro, observadas de cerca por dos personajes barbudos y misteriosos que sostienen una llave.

Seguiremos transitando por la carretera, una vez superado Vallespinoso, confluiremos con la nueva carretera por la que circularemos unos escasos metros para tomar la primera pista que surge a la izquierda y que nos devuelve prácticamente a la población que acabamos de abandonar.

Vistas de la zona y de la Montaña Palentina desde el campanario de la Iglesia de El Salvador de Foldada.

Siguiendo la pista toma bien pronto sentido ascendente a través de un pequeño collado que bien pronto culmina en una bajada larga y poco pronunciada que nos conduce al mismo centro de Foldada, una preciosa pedanía perteneciente al municipio de Aguilar de Campóo, donde podremos contemplar una lavadero en perfecto estado y la iglesia de El Salvador: De factura tardorrománica, siglo XIII, época de la que aún conserva la nave, portada y espadaña. La escultura románica que posee se centra en los capiteles de la portada, las columnillas del interior y las ménsulas del primer arco fajón. En 2008 sus bienes muebles fueron sometidos a una restauración dentro del Plan de Intervención Románico Norte.

La marcha ira retornando desde este punto hasta Cervera paulatinamente. Primero, transitando por la carretera local P-2132 junto a la cola del embalse de Aguilar, descubriendo las poblaciones de Barrio de San Pedro y Barrio de Santa María. Entre ambas podemos contemplar la preciosa ermita de Santa Eulalia que pese a su reducido tamaño supone uno de los hitos más notables de todo el conjunto del románico norte de Castilla y León.

Este templo de nave única y equilibradas proporciones destaca por su notable escultura. En su interior, en el área de la cabecera y muro sur, se conserva un conjunto de pinturas murales, con la temática del Juicio Final, siendo uno de los pocos ejemplos conservados en Palencia. La cronología de este templo es anterior al del parroquial, ya que se data entre los siglos XII y XIII, siendo sus pinturas algo más tardías, de finales de este último.

La cigüeña blanca y sus numerosos nidos forman parte del paisaje de Barrio de Santa María.

Transitando por la carretera dejaremos a un lado un pequeño desvío que accede al núcleo urbano de Barrio de Santa María donde se encuentra el Centro de Interpretación de la cigüeña blanca. La colonia presente en Barrio de Santa María es una de las más singulares de la provincia de Palencia, al tener emplazados tradicionalmente la mayoría de los nidos en árboles y actualmente en postes artificiales, algo poco común en esta provincia donde la mayor parte de los nidos se ubican en edificaciones humanas, especialmente en iglesias.

Metros más adelante tomaremos la primera pista que surge a nuestra izquierda, bastante ancha y de patente color blanquecino, y que siempre lleva dirección noroeste. Surgirán bastantes pistas a nuestra izquierda y derecha, pero las obviaremos, siguiendo siempre rectos en la mencionada dirección. Durante más de tres kilómetros la pista tomará una ligera pendiente desfavorable que más adelante descenderá hasta casi llevarnos bajo un puente por encima del cual pasa la línea férrea de FEVE León-Bilbao. Cien metros antes de cruzarlo, surge un camino a nuestra derecha que cogeremos transcurriendo paralelo a un arroyo y al mencionado trazado del ferrocarril. La pista por la que circulamos confluye con otra que procede de nuestra derecha y que seguiremos. Unos metros más adelante cruzaremos un paso a nivel para quinientos metros más adelante entrar en la población de Barcenilla. A su entrada empieza una pista a la izquierda que obviaremos para proseguir rectos, ya por una calle asfaltada. Pocos metros más adelante accedemos a una plaza, donde giraremos a la izquierda por una calle que culmina en una zona de columpios cercana a la iglesia de la Asunción, que posee un campanario elevado.

Iglesia de la Asunción de Barcenilla de Pisuerga.

Desde este punto, podemos optar por llegar a Quintanaluengos bien por un camino que surge recto frente a nosotros, o bien dirigirse por una carretera poco transitada por vehículos. Esta alternativa nos permitirá contemplar la preciosa población de Quintanaluengos que la dejaríamos a un lado de continuar por la pista. Tanto dentro como fuera de esta población disponemos de fuentes donde refrescarnos. Junto a la iglesia de San Lorenzo, templo de sillería gótica aunque con espadaña románica se inicia una calle que acaba confluyendo a una pista que enseguida pasa junto a un área de descanso con fuente. En este punto regresaremos a la pista que procede de Barcenilla si hemos optado por no entrar en Quintanaluengos.

Nos hayamos ante un cruce de caminos, tomando el que surje a nuestra derecha con dirección noroeste alcanzaremos un kilómetro más adelante una nave ganadera donde la pista inicia un pequeño tramo ascendente que concluye en una valla canadiense y en un cruce de camino. Giramos a nuestra derecha para acceder a un tramo favorable de descenso (con firme en mal estado) que nos conduce a un pequeño bosque por encima del río Pisuerga. Tras superar una segunda valla accedemos a otro tramo ascendente, primero paralelo al río y posteriormente alejándonos, que muere en un cruce de caminos junto a una chopera que se halla en la orilla opuesta de la población de Ligüerzana.

Seguimos por nuestra izquierda con una roca y algunas viviendas a nuestra izquierda, y junto a una extensa chopera y el río Pisuerga a nuestra derecha. La pista prosigue ascendiendo en altitud de forma muy ligera siempre de forma paralela al río durante dos kilómetros hasta alcanzar un duro repecho que a su final nos ofrece espléndidas vistas a Vado y al Pico Almonga. Un ligero descenso nos conducirá a las calles de Vado donde una vez superada su iglesia giraremos a nuestra derecha para entrar en la carretera. Transitaremos unos 200 metros para tomar la primera pista que parte a nuestra derecha, cruzando el río Rivera en dos ocasiones por sendos estrechos puentes, que nos dejan junto a la depuradora de Cervera de Pisuerga. Siguiendo esta pista durante un kilómetro nos dejará en las primeras calles de Cervera. Sin tomar desvío alguno, alcanzaremos el punto inicial desde el que hemos partido.

Rutómetro de la marcha:

distancia Hora altitud etiqueta
0.00 0:00 995 Cervera de Pisuerga
3.03 0:11 1059 Estación
3.56 0:14 1081 P-227
7.85 0:32 1145 Alto de la Cueva
12.29 0:46 1055 Cubillo de Ojeda
14.67 0:54 1000 Perazancas
17.74 1:08 1067 Alto
20.59 1:17 995 Vallespinoso
22.85 1:25 976 Foldada
23.21 1:26 974 noroeste
23.41 1:27 967 PP-2132
26.99 1:40 954 Barrio de Santa Maria
33.06 2:02 963 Vía férrea FEVE
33.59 2:04 958 Barcenilla
33.62 2:04 958 nordeste
33.68 2:05 958 Real
34.63 2:08 959 Real
34.71 2:09 960 Real
34.78 2:09 960 Quintanaluengos
37.79 2:20 972 Ligüerzana (Ext.)
40.18 2:29 988 suroeste
40.40 2:30 991 Vado de Cervera
41.56 2:34 989 Cervera de Pisuerga
41.80 2:35 995 Lima
41.94 2:35 996 Barreda
42.04 2:36 996 Cervera de Pisuerga
0 Likes
290 Views

You may also like

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies